Etiqueta: <span>psicologos online</span>

curso habilidades sociales

Curso online habilidades sociales

Mejora tus habilidades sociales con mi curso online maneja tus pensamientos mejora tu vida

En nuestro Centro de Psicología en Valencia y Online trabajamos con muchas personas con problemas de habilidades sociales en diferentes niveles.  El principal problema para el desarrollo de las habilidades sociales son las creencias irracionales. Por ello, creamos el curso online Maneja tus pensamientos, mejora tu vida, con el que dejarás atrás los pensamientos negativos sobre ti mismo y sobre los demás. Las habilidades sociales son esenciales Leer más

Decir que no sin excusas

Decir que no sin culpa

Aprende a decir que no sin sentirte culpable ni dar explicaciones

En nuestro Centro de Psicología en Valencia y online trabajamos con personas a las que les cuesta decir que no. Esto puede llevarles a padecer problemas de ansiedad, depresión, desmotivación, conflictos en el trabajo o con otras personas. En la terapia psicológica enseñamos Leer más

problemas de los demás

Por qué me hago responsable de los problemas de los demás

Por qué no funciona hacerse cargo de los problemas de otros

¿Te ha pasado alguna vez estar tan metida en los problemas o preocupaciones de otra persona que quieres resolverlos como si fueran tuyos?. En nuestro Centro de Psicología en Valencia y Online trabajamos con muchas personas que acuden a terapia por ansiedad o depresión y, unos de los motivos, es que cargan con los problemas de los demás.

Muchas veces, cuando una persona nos cuenta un problema, nos metemos en él como si Leer más

Preocupaciones

Cómo manejar los problemas y preocupaciones

Cómo evitar preocuparnos y eliminar los problemas

Una de las consultas más frecuentes en nuestro Centro de Psicología en Valencia y Online es la de controlar las preocupaciones. Muchas personas nos llaman diciendo «Laura, necesito dejar de preocuparme» o «quiero dejar de pensar«. Desde el principio explicamos que no pensar es imposible, pero, con las herramientas adecuadas, podemos tener pensamientos más sanos, reducir la rumiación y darle menos vueltas a las cosas. En este artículo te explico por qué nos preocupamos y cómo manejar los problemas que nos angustian.

¿Qué son las preocupaciones?

Las preocupaciones son pensamientos angustiosos alrededor de un tema recurrente. Pueden aparecer alrededor de situaciones pasadas de las que no estamos orgullosos, nos arrepentimos o sentimos culpa. Aunque lo más probable es que nos preocupemos por situaciones futuras, que todavía no han sucedido y que solemos anticipar que van a tener un desenlace catastrófico. Es decir, los temas que nos preocupan suelen enredarse porque nos generan una emoción de ansiedad o incertidumbre ya que pensamos que algo peligroso para nosotros va a pasar.

Ejemplos de preocupaciones

Algunas situaciones comunes provocan preocupación pueden ser:

  • Examen escolar
  • Prueba médica
  • Conversación importante
  • Entrevista de trabajo
  • Reunión con el jefe
  • Cambio de ciudad
  • Discusión con una persona
  • Toma de decisiones complicada

Cada persona tiene sus propias rumiaciones y temas con los que entra en bucle. Todos ellos se caracterizan por aportar una gran carga emocional de angustia, estrés, inseguridad, ansiedad o tristeza.

Por qué nos preocupamos

En  muchas ocasiones, contamos con la creencia de que preocuparnos es bueno porque nos ayuda a solucionar problemas. Esto es falso, ya que no sabemos con que herramientas vamos a contar en un futuro ni como sucederán los acontecimientos.

En nuestro Centro de Psicología en Valencia y Online trabajamos las preocupaciones con la terapia cognitivo conductau

La preocupación funciona como un mecanismo de control. Pensamos que si nos preocupamos podremos estar más preparados para hacer frente a posibles peligros.  De este modo se activa nuestra ansiedad, ante la señal de alerta que le manda nuestro cerebro.

Es decir, lo que seguro que vamos a conseguir preocupándonos por un problema es experimentar ansiedad. Y esto es seguro que no te va a ayudar a plantear soluciones con calma y de manera racional.

Por qué nos agotan las preocupaciones

Las rumiaciones nos producen ansiedad y agotamiento mental. Entramos en el bucle de buscar soluciones una y otra vez a problemas que no existen o que no se pueden tratar en ese momento.

Generalmente dedicamos mucho tiempo a pensar y repensar cosas que después no suceden, pasan de otra manera, o al final «no ha sido para tanto».

Por tanto, preocuparnos en exceso puede generarnos problemas de ansiedad, depresión, insomnio, inseguridad, entre otros.

Control vs. Regulación en las preocupaciones

Es importante que diferenciemos entre controlar nuestras preocupaciones y regularlas. Como comentaba al principio del artículo, es imposible no pensar y es muy normal que, a diario, vengan pensamientos angustiosos a tu mente. Querer controlarlos o eliminarlos podría llegar a ser incluso contraproducente, es decir, podría aumentar la frecuencia de esos pensamientos.

Por tanto, lo que tenemos que hacer es regularlos, poder posponer la preocupación cuando no pueda hacer nada por solucionarla y bajar la ansiedad cuando pueda tomar decisiones para que éstas sean más acertadas.

Cómo dejar de preocuparnos

¿Qué parte del problema está bajo mi control?

Si es un problema en el que puedes intervenir, define tu área de influencia y toma decisiones al respecto.
Para evitar la rumiación y anticipación, anota los pensamientos que te preocupan de la manera más objetiva posible y leelos cuando empiece otra vez la preocupación. De este modo, no tendrás que discutirlos tantas veces, ¡eso agota!.

Mi curso Maneja tus pensamientos, mejora tu vida te ayuda a controlar las preocupaciones

Por ejemplo, quiero pedirle un aumento al jefa pero está de vacaciones. En mi control está buscar un buen momento y una forma apropiada de decírselo. No puedo controlar como ella reaccione ni si me aumenta el sueldo o no.
La lista de pensamientos dará solución a pensamientos catastróficos como un despido o que la jefa se enfade.

¿Cómo afecta el problema en mi vida?

Es importante que te hagas esta pregunta y que delimites el impacto del problema. En general, tendemos a generalizar. Es decir, si tengo una preocupación respecto al trabajo, termina influyéndome en todas las áreas de mi vida, por ejemplo, familia y amigos. Tenemos que aislar algunos factores y blindar el resto de parcelas de mi día a día.

Bajar la ansiedad

Mediante el trabajo de los pensamientos con la terapia cognitiva conseguimos mantener la ansiedad en niveles controlados. Esto hará que valores el problema de una manera más clara y tomes mejores decisiones.

Tomar decisiones

Una vez aislado el problema y disminuida su intensidad emocional debemos tomar decisiones. Recuerda elegir el momento apropiado. Puedes tomar una decisión y esperar un tiempo para ejecutarla.

¿Qué parte del problema no está bajo mi control?

Si tu problema depende de otras personas o de causas externas, la solución es la aceptación.
Debemos diferenciar la aceptación de la resignación. No consiste en frustrarnos, sino en aceptar de manera consciente que no podemos hacer nada en este momento.
Tenemos que sustituir el pre-ocuparnos por ocuparnos, hacer lo que debamos en el momento que suceda.

Además, debes aprender a gestionar la anticipación mediante el trabajo de tus pensamientos. En nuestra Consulta de psicología en Valencia y Online trabajamos con la terapia cognitiva los pensamientos que nos hacen daño. Además, mi curso Maneja tus pensamientos, mejora tu vida puede ayudarte.

Para que la preocupación no impacte en mi vida  debes mantener tus rutinas de sueño, alimentación, actividades agradables, etc.

Conclusión sobre manejar las preocupaciones

Como ves, existen varias maneras de disminuir tu rumiación y dejar de darle vueltas a los problemas. Recuerda que con un estado más calmado y eliminando la ansiedad podrás ver las dificultades con mayor claridad y tomar mejores decisiones. Si sólo no puedes, busca ayuda de un psicólogo experto en ansiedad y en el trabajo de los pensamientos.

Hipocondría o enfermedad

Hipocondría o enfermedad

Ansiedad por la salud o enfermedad médica

A nuestra consulta de psicología en Valencia y online acuden muchas personas con la duda de si padecen una enfermedad física o tienen hipocondría. En muchas ocasiones, el miedo a la enfermedad puede generarnos ansiedad y hacernos confundir eso síntomas con síntomas de una patología médica.

En este artículo te explico que es la hipocondría o ansiedad por la salud y cómo diferenciarla de una enfermedad médica.

Qué es la hipocondría

La hipocondría o ansiedad por la salud es un problema emocional que consiste en tener la certeza del sufrir una enfermedad grave. Por tanto, es un trastorno psicológico en el que la ansiedad es uno de los ingredientes fundamentales. La persona tiene una alta convicción de padecer una enfermedad complicada o potencialmente mortal.

Síntomas y funcionamiento de la  hipocondría

A las personas que padecen hipocondría les resulta muy difícil saber si lo que sienten es ansiedad o síntomas de una enfermedad. Normalmente, la hipocondría se origina porque la persona enferma o siente alguna sensación distinta en su cuerpo. Cuando percibe estas sensaciones, se activan los pensamientos de alarma, ya que piensa que es extraño y quizá sea algo malo. En este punto es cuando aparece la ansiedad, ya que es la señal que se activa en nuestro cuerpo cuando detecta que algo no va bien. La ansiedad deja de ser beneficiosa cuando se activa ante una situación donde el peligro no es real. En los casos de hipocondría, las sensaciones físicas suelen tener que ver con la ansiedad y no con una enfermedad mortal. Sin embargo, nuestro sistema de ansiedad se activa como si tuviéramos que hacer frente a una situación en la que peligra nuestra vida.

De este modo, la persona comienza a tener pensamientos muy negativos sobre su salud y a sentirse vulnerable. Estos pensamientos vienen acompañados de conductas como mirar en internet, ir al médico, realizar comprobaciones en su cuerpo, tomarse la temperatura, la tensión, etc.

Cómo diferenciar la hipocondría de una enfermedad médica

Algunos de los criterios para saber si tienes una preocupación excesiva por la enfermedad (hipocondría) o una enfermedad real son:

1. Chequeos médicos

Si estás preocupada por alguna enfermedad, seguramente hayas acudido a tu centro de salud y cuentes con análisis médicos que certifican que todo está bien. Esa es la prueba principal de que no tienes un problema de salud. En la terapia psicológica nos basamos en datos objetivos y en cuestiones de salud son los chequeos que pueda realizarte un profesional.

2. Detectar patrones

Por ejemplo, que notes dolores y mareos entre semana y cuando estás en el trabajo y el fin de semana cuando estás más tranquilo desaparezcan. Los síntomas de una enfermedad aparecen sin un patrón asociado. Si detectas un patrón claro que se enlaza con tu estrés, probablemente tus síntomas tengan que ver con tu ansiedad.

3. Síntomas aislados

Una enfermedad suele presentarse con diversos síntomas. Si tu siempre sientes el mismo, puede ser ansiedad.

4. Tus síntomas cambian en función de información exterior

Por ejemplo, miras Internet, lees un nuevo síntoma de una enfermedad y en un rato ya lo estás experimentado. También puede pasar hablando con otras personas o viendo la tele. Esto suele ser indicador de ansiedad.

Terapia cognitivo conductual para la hipocondría

El tratamiento de elección para la hipocondría o ansiedad por la salud es la terapia cognitivo conductual. Con esta terapia psicológica trabajamos los pensamientos para verlos de una forma racional y objetiva. Cuando conseguimos generar pensamientos más adaptados a la realidad, la ansiedad baja. Con la ansiedad bajo control, podemos empezar a quitar conductas que no nos benefician como mirar en internet y recuperar nuestra vida.

Conclusiones sobre hipocondría o enfermedad

Espero que este artículo te ayude a diferenciar la hipocondría de una enfermedad. Recuerda que los psicólogos debemos hacer una evaluación individual de tu caso. Ponte en manos de los profesionales adecuados, en este caso médicos y psicólogos. ¿Hablamos?.

Recuerda que los siguientes recursos psicológicos también pueden ayudarte:

Ebook gratuito sobre el manejo de la ansiedad

Curso online Maneja tus pensamientos, mejora tu vida

Últimos artículos del blog

hijos pareja

Cómo actuar con los hijos de mi pareja

Mi pareja tiene hijos de una relación anterior, ¿qué hago? En nuestro Centro de Psicología en Valencia y online, recibimos …

curso habilidades sociales

Curso online habilidades sociales

Mejora tus habilidades sociales con mi curso online maneja tus pensamientos mejora tu vida En nuestro Centro de Psicología …

libro ansiedad gratis

Libro gratuito sobre el manejo de la ansiedad

Consigue ayuda para manejar tu ansiedad gratis con mi libro En nuestro Centro de Psicología en Valencia y Online hemos creado …